lunes, 20 de julio de 2015

Enrique Cerdán Tato

Aquel congreso de escritores en Sigüenza fue un rosario de encuentros y de anécdotas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario